BICICLETAS BOTECCHIA

San Martino di Colle Umberto 1 de agosto de 1894 – Gemona del Friuli 15 de junio de 1927
Primer italiano en ganar el Tour de Francia en 1924, vistiendo el maillot amarillo desde la primera hasta la última etapa. El Muratore del Friuli, Ottavio Bottecchia, se ha convertido en un mito indiscutible del ciclismo .
Tras trabajar como albañil y recibir una medalla al valor militar, decide seguir su gran pasión y convertirse en corredor. Apasionado por los logros deportivos, especialmente de los hermanos Pèllissier, participa en las primeras carreras de aficionados ganando: el Giro del Piave, la Victory Cup, el Giro del Veneto, la Coppa Gallo, el Giro del Grappa. El fatídico encuentro con Luigi Ganna, ganador del primer Giro D’Italia, marcará su carrera y le abrirá las puertas a la experiencia única e inolvidable del Tour de Francia.

Bottecchia no solo es el primer italiano en ganar la prestigiosa competencia francesa, sino también el primer ciclista en la historia del Tour que ha vestido el maillot amarillo desde la primera hasta la última etapa . No contento, tras el triunfo absoluto de 1924, también ganó el Tour de Francia al año siguiente , en 1925: al final del vigésimo Tour de Francia, de 130 corredores, solo 49 regresan al Parc des Princes. Con el maillot amarillo de la primera etapa, Ottavio sube al primer escalón del podio también en la 6ª, 7ª y última etapa del Tour luciendo el maillot de la novena a la decimoctava etapa. En la meta de París, Ottavio gana, confirmando el primer puesto del año anterior en la clasificación general, por delante de Lucien Buysse, 54’20» por detrás, y Bartolomeo Aimo (56’17»). La bienvenida a Bottecchia es un triunfo y el deporte italiano se duerme en los laureles.

La carrera y la vida de Ottavio Bottecchia terminaron pronto, el 15 de junio de 1927 en Gemona del Friuli, en la provincia de Udine, en un contexto en el que aún persiste el misterio. Un extraño accidente , probablemente provocado por un malestar aún inexplicable, afectó a Ottavio, de 33 años, mientras caminaba por las familiares calles donde solía entrenar y aún hoy no se tiene certeza al respecto. Lo cierto es que ese día murió un gran campeón.

Deja un comentario